Fútbol es vida.

El fútbol es más que un deporte para muchos aficionados alrededor del mundo, incluyendo la comunidad latina en las Carolinas.

Según Carolina Demography, la población hispana en Carolina del Norte ha llegado a superar el millón y sigue creciendo exponencialmente. La población hispana de Carolina del Norte aumentó un 28,3 por ciento entre 2010 y 2019, un 8,7 por ciento más rápido que el crecimiento a nivel nacional. Más de uno de cada cuatro habitantes hispanos vive en los condados de Mecklenburg y Wake, lo que constituye una cuarta parte de la población en todo el estado.

“Para mí, el fútbol significa vida. He jugado desde niño, me ha encantado desde que tenía siete años. Me enseñó a creer en mí mismo para obtener los mejores resultados y siempre darle mi todo”, dijo un aficionado de la Selección Mexicana y del Charlotte FC en la reciente All-Star Watch Party de la MLS celebrada por el Club el mes pasado.

Para la mayoría de los latinos, el fútbol es algo con lo que nacen. Se transmite de generación en generación. No es algo que elijan, sino más bien una parte de la vida. Mientras muchos hispanos comparten el mismo amor por el fútbol, cada uno tiene su propia historia sobre su primer encuentro con el hermoso juego.

“El fútbol ha sido una parte muy significativa de mi vida. Crecí con el fútbol en Honduras, jugué en las calles y en la escuela de niño”, recuerda Jonathan Guzmán, aficionado del Charlotte FC, sobre su amor de toda la vida por el fútbol. “Es casi como una religión para mí, es una pasión, es un escape del estrés, el trabajo y la vida”.

Charlotte tiene una población hispana diversa que va desde México hasta Argentina. El fútbol en su núcleo es una fuerza de unión para integrar a las diferentes comunidades. La comunidad hispana está lista para llevar su propia cultura y tradiciones de fútbol a la afición del Charlotte FC.

“Esperamos construir una base de fanáticos fuerte e inclusiva que refleje verdaderamente la diversidad de la comunidad en las Carolinas y el fútbol es una gran manera de hacerlo”, dijo el Presidente de Charlotte FC Nick Kelly. “El juego es universal y para que nuestro Club tenga éxito, necesitamos asegurarnos de que todos los aficionados de fútbol sigan y apoyen a Charlotte FC como su equipo de MLS”.

La ex estrella de la MLS Marco Etcheverry, que reside en Charlotte, vivió esta experiencia de primera mano durante su etapa en el D.C. United a través de un grupo de seguidores fundado por un boliviano local.

“Aprovechó que D.C. tenía dos jugadores bolivianos y uno de El Salvador. Las comunidades de fútbol salvadoreño y boliviano en la ciudad crecieron rápidamente. Con el tiempo se sumaron aficionados hondureños y colombianos y solo creció más. Y ahora está cerca de los 10.000 miembros. Creo que lo mismo se debe hacer aquí integrando a todas las diferentes comunidades”.

Recientemente, Charlotte FC fichó al primer jugador de Latinoamérica, el uruguayo Guzmán Corujo. Corujo juega como defensor central derecho y aporta una combinación de físico e inteligencia con cualidades de liderazgo. Se une a sus compañeros hispanohablantes, el entrenador titular Miguel Ramírez, el entrenador asistente Mikel Antia y el mediocampista Sergio Ruiz que son todos de España.

Desde el anuncio de la llegada de la MLS a Charlotte en 2019, ha habido una oleada de apoyo local para el equipo que muestra lo lejos que ha llegado la liga desde los días de juego de Etcheverry.

“Cuando jugaba sólo había 12 equipos. Fue lindo, pero ahora es mucho más grande es una fiesta más grande, es más internacional y es lindo porque hay muchas más ciudades involucradas”, dijo Etcheverry, “Cuando jugaba no había Charlotte, Toronto, Nashville, no había ciudades que ahora están disfrutando del juego. Creo que es una fiebre del fútbol que sigue creciendo y es increíble para el deporte en los Estados Unidos”.

Telemundo Charlotte será el canal de televisión insignia de los partidos de Charlotte FC transmitidos en español cuando el equipo arranque el próximo año. Además, la fiebre del fútbol en las Carolinas también ha inspirado la creación de podcasts en español enfocados en cubrir el equipo y dirigidos por los latinos Claudio Bonus y Jorge Gonzales.

“Siempre he sido un fanático del fútbol, así como del Real España, Barcelona y Liverpool. Ahora que tenemos un equipo de la MLS aquí, es la mejor sensación”, dijo Jorge Gonzales, seguidor del Charlotte FC. “¡Vamos, Charlotte!”

Los hispanos en las Carolinas llevan mucho tiempo esperando un propio equipo local de la MLS para apoyar en Estados Unidos.

“Me presentaron al fútbol a los tres años cuando mi papá me llevó a un partido para ver Alianza Lima, uno de los equipos más populares del Perú. ¡Me encanta el fútbol! Sueño con el fútbol, leo sobre el fútbol”, afirmó el peruano y seguidor del Charlotte FC, Carlos Carranza.

En esencia, el fútbol consiste en reunir a personas de todos los estratos sociales para apoyar una causa similar. Charlotte FC quiere mantenerse fiel a lo que hace del fútbol el deporte más querido del mundo: reunir a las comunidades locales.

En celebración del Mes de la Herencia Hispana, Charlotte FC está llevando a cabo una fiesta el viernes, 17 de septiembre a las 6:00 p.m. hasta 9:00 p.m., para reconocer y celebrar la cultura latina, la diversidad y el amor por el fútbol en Charlotte y las Carolinas. Más información está disponible aquí.

Todos los aficionados son bienvenidos a disfrutar de música, camiones de comida, pintura en la cara, juegos y apariciones especiales de invitados de Charlotte FC. El evento es parte de las actividades que el Club está organizando para involucrar a la comunidad y crecer su afición en preparación al debut en 2022. En las próximas semanas se anunciarán más detalles.

Cada año, el Mes Nacional de la Herencia Hispana se conmemora del 15 de septiembre al 15 de octubre, celebrando las historias, culturas y contribuciones de individuos cuyos ancestros vinieron de España, México, el Caribe, Centro y Sudamérica.

El 15 de septiembre es el aniversario de la independencia de los países latinoamericanos Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. Además, México y Chile celebran sus días de independencia el 16 y 18 de septiembre, respectivamente.